Maneras de ayudar a su gato mayorManeras de ayudar a su gato mayor

Compartir

Los gatos tienden a cambiar de muchas maneras a medida que crecen. A los gatos mayores les encanta ser abrazados y cuidados, y hay muchas cosas que usted puede hacer para ayudarles. Los gatos por lo general llegan a la tercera edad alrededor de los 12 años.

Pero como la gente, los gatos envejecen a diferentes ritmos, y usted debe mantener el suyo bajo control para saber cuándo está empezando a necesitar ayuda. Aquí hay algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a un gato que ya no es tan joven como antes…

1. Ayúdale con la limpieza

Tu gato cuando era joven estaba limpiando y poniéndose el pelo por su cuenta, sin necesidad de ayuda. Pero los gatos mayores pueden encontrar dificultades, quizás porque el físico ya no es el mismo de antes.

Si ves que tu gato ya no es tan flexible como antes, o que su pelo ya no es liso y brillante, quizás sea el momento de ayudar a su gato a arreglarse. Usa un cepillo suave o un peine suavemente, seguramente lo harás feliz.

2. Controle las garras

Los gatos generalmente saben cómo cuidar sus garras frotándolas en los árboles o tirando de los palos. También evitan hacer que se vuelvan demasiado largos y agudos haciendo mucha actividad física y corriendo de vez en cuando. Es probable que las garras de gato de edad avanzada crezcan demasiado, lo que dificulta que los gatos mayores caminen.

El peligro de las garras encarnadas en este caso también está a la vuelta de la esquina, es muy doloroso para el gato. Así que revisa las garras de tu gatito con frecuencia y si necesitas acortarlas, corta las puntas muy suavemente. El veterinario puede mostrarte cómo hacerlo si nunca lo has hecho, porque necesitas tener mucho cuidado ya que podrías lastimarlo.

 

3. Fácil acceso a la cama

Mantén un ojo en tu gato y comprueba si todavía se las arregla para meterse en la cama, o donde prefiera dormir. Si ya no puede hacer los movimientos del pasado, puede tener dificultad para saltar sobre la cama. Asegúrese de que su cama preferida sea fácilmente accesible.

4. bandeja sanitaria

Al igual que con una cama, el gato puede tener dificultad para acceder a una bandeja sanitaria que no es muy favorable. Además, recomendamos comprar para aquellos gatos acostumbrados a salir a hacer las necesidades, una bandeja sanitaria para guardar en casa para que sea menos fatigoso si hace frío o lluvia en el exterior.

Si su gato tiene accidentes ocasionales, o si ve que está luchando, proporcione una bandeja sanitaria de fácil acceso. Y siempre vigile a su gato para ver si está compactado o tiene problemas para orinar, porque son problemas comunes en la vejez.

5. Muchos colocan los tazones de comida y agua en una repisa para sacarlos.

Está bien si su gato es joven, pero puede ser difícil para un gato mayor saltar para alcanzarlo. Así que ponga los cuencos de comida y agua en un lugar fácilmente accesible y recuerde que los gatos mayores a menudo pierden su sentido del olfato, y tienden a tener más ganas de comer si la comida se calienta un poco.

A todos los gatos, incluso a los gatos mayores, les encanta tener un lugar donde puedan sentarse y sentirse seguros mientras observan el mundo que les rodea. Pero esos gatos mayores ya no tienen la agilidad para saltar sobre estantes, muebles y armarios.

6. El tiempo de los juegos

Gatos mayores a menudo pierden su deseo de jugar. Pero el juego es bueno para ellos, porque los mantiene en movimiento y estimula el cuerpo y la mente. A su gato le encantará jugar con usted, incluso el más simple de los juguetes, pero recuerde siempre no cansarse demasiado.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *