Trastornos de la salud que se evitan con los alimentos

0 Comment

Compartir

Tener una dieta de calidad adecuada para las etapas de vida de tu perro y otros factores importantes, son esenciales para mantenerlo en forma y, para la mayoría de los perros, una dieta completa en medio del rango de precios es perfectamente suficiente.

Para algunos perros, sin embargo, la dieta puede tener un efecto directo en la salud y algunos alimentos para perros están especialmente diseñados para soportar ciertas condiciones: reducir los alergenos o resolver un problema en particular.

Hay varias condiciones de salud en las que la forma, frecuencia y cantidad de alimento puede tener un impacto directo en tu perro; ayudando a resolver estas condiciones, complicarlas o prevenir su desarrollo. En este artículo veremos cuatro problemas de salud de los perros que pueden ser mejorados o empeorados con su dieta o el tipo de dieta que reciban. Siga leyendo para obtener más información.

 

1. Obesidad.

La obesidad a menudo no se percibe como el gran problema que es, porque se ve como algo simple de evitar o corregir; pero como cualquier persona que ha tenido que hacer dieta, sabrá no siempre es tan fácil. La obesidad en los perros es un gran problema en Italia y muchos propietarios ni siquiera se dan cuenta de que su perro tiene sobrepeso en lugar de estar sano y delgado. La obesidad se puede atribuir directamente a los alimentos; por supuesto, los factores que contribuyen pueden incluir el tipo de dieta equivocada, que es cuantitativamente excesiva, demasiado frecuente o con demasiados bocadillos y sobras en lugar de las comidas reales. La obesidad puede causar y agravar una amplia gama de problemas de salud de tu perro, incluyendo diabetes, artritis, enfermedades cardíacas y presión arterial alta.

 

2. Cálculos en la vejiga.

Los cálculos se forman en la vejiga y/o el tracto urinario y son cristales que se agregan y forman una masa dura que puede bloquear la uretra y causar dolor y otros problemas en la producción de orina. Los cálculos aparecen en diferentes formas, dependiendo de los minerales que los forman, y los tipos de cálculos que se encuentran más comúnmente en los perros son los de estruvita y oxalato de calcio. Una dieta que incluya alimentos muy duros y secos puede ayudar al desarrollo de cálculos vesicales en perros predispuestos, mientras que otros tipos de alimentos pueden ayudar a descomponerlos o impedir su formación. Si tu perro presenta cálculos en la vejiga, el veterinario puede considerar apropiado llevar una dieta especial para este problema.

 

3. Problemas cardíacos.

Cualquier tipo de perro puede padecer enfermedades del corazón, especialmente en la vejez. Si algunos de estos pueden ocurrir desde el nacimiento o tener carácter hereditario, otros pueden desarrollarse a través de una combinación de dieta y estilo de vida, agravando un problema continuo o incluso creando uno. Todos sabemos que tenemos que evitar comer demasiada sal o grasa, lo mismo se aplica a un perro. Los perros que comen mucho alimento para los seres humanos, como las sobras, tienden a comer más grasa y sal de lo necesario, lo que puede contribuir a futuros problemas cardíacos.

 

4. Diabetes.

La diabetes puede presentarse desde el nacimiento en el caso de la diabetes tipo 1, o desarrollarse a lo largo de los años en el caso de la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 se produce cuando el cuerpo no es capaz de transformar la insulina producida por el páncreas en una enzima útil para la digestión de la glucosa, y es un trastorno en el que la dieta y el peso del perro desempeñan un papel importante. Un perro que ha vivido la mayor parte de su vida con sobrepeso y/o que come grandes cantidades de grasa, salada o comida dulce corre mucho más riesgo de desarrollar diabetes que un perro en forma y con una dieta equilibrada. Alimentar a tu perro con una buena dieta equilibrada a lo largo de los años puede ayudar a prevenirlo y, si se ha diagnosticado diabetes, se le debe dar una dieta específica.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *