5 consejos importantes para cuidar las patas de su perro

0 Comment

Compartir

Las patas de los perros son tan sensibles como los pies humanos y, al igual que estos, necesitan cuidado y atención. Nadie quiere pasearse en un aparcamiento con asfalto caliente o en un campo cubierto de nieve sin la protección adecuada para los pies.

1 – Corte las uñas

Si las uñas de su perro hacen clic, clic, clic, clic, clic al caminar o si se rompen fácilmente, entonces usted necesita cortarlas, de hecho sus uñas apenas deberían tocar la tierra. La mayoría de los veterinarios ofrecen este servicio si el dueño está demasiado ansioso de hacerlo o si el perro no se lo permite.

Además, el cabello entre los cojinetes puede anudarse dolorosamente si no se acorta regularmente. Quita el pelo con un peine y afina hasta que estén al mismo nivel que los cojinetes. Revise si hay piedras u otros escombros pegados entre ellos durante el acortamiento.

2 – Almohadillas partidas

Los rodamientos pueden agrietarse y sangrar si se vuelven demasiado secos. No use cremas creadas especialmente para los humanos en perros, ya que pueden suavizarlos demasiado y causar aún más problemas.

Trate de encontrar cremas hidratantes adecuadas para los cojinetes secos para perros. Mientras usted extiende la crema masajea suavemente las almohadillas.

3 – Cuidado en verano

Los cojines del perro sienten el calor tanto como los humanos lo sienten con el implante. Tenga esto en cuenta cuando camine en un día caluroso de verano. Para evitar quemaduras y quemaduras, evite caminar sobre superficies calientes (como aparcamientos de asfalto o arena).

Si se producen quemaduras o quemaduras, lave la almohadilla del pie con jabón antibacteriano y envuelva las almohadillas suavemente con gasa.

4 – Durante el invierno

La exposición excesiva al frío puede secar los cojinetes del perro, agrietarlos y partirlos. Otra cosa a tener en cuenta durante los largos y fríos meses de invierno es que muchas personas usan sal y otros productos para derretir el hielo en las aceras.

Éstos pueden ser tóxicos para los perros a quienes les gusta lamerse las piernas o incluso pueden causar ardor. Por lo tanto, una vez que llegue a casa después de su caminata diaria, limpie bien los cojinetes con un paño mojado o enjuáguelos con agua caliente para lavar los productos químicos.

Otra alternativa es cubrir los cojinetes del perro antes de la caminata para evitar el contacto con la nieve o usted puede comprar botas de nieve canina para su perro.

5 – Corte y arañazos

Ocasionalmente los perros cortan los cojinetes de sus patas y requieren intervención inmediata. Limpiar el corte con un jabón antibacteriano, poner crema antibacteriana sobre el corte y envolver el cojín.

Obviamente es más fácil decirlo que hacerlo. Si el perro se niega a ser cuidado, el dueño debe comportarse mejor. Busque atención veterinaria para cualquier síntoma o herida que le preocupe o que esté empeorando.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *