6 Errores Graves de los Maestros que Hacen Infelices a los Perros

0 Comment

Compartir

Como dueños de un perro hacemos todo lo posible para hacerlo feliz, mantenerlo sano y hacer que se comporte bien.

Cada dueño tiene una forma distinta de pensar, pero en una cosa en la que todos los dueños tienen en común es que, cada vez que se enfrentan a un problema todos los amigos e incluso Internet, están llenos de buenos consejos y comentarios sobre cómo relacionarse con el problema y qué hacer al respecto.

Si a ti te ha pasado esto de seguro te sientes identificado. Pero lo importante es que cuando te toque enfrentar a una situación importante puede ser muy difícil saber cómo proceder y pedir consejo.

Sin embargo hay algunos fallos en el entrenamiento y comportamiento del perro que llevan a una falta de comprensión, falta de confianza e infelicidad en los perros.

6 grandes errores que los maestros de perros cometen

Veamos cuales son estos errores que se cometen:

  1. Si tu perro se está convirtiendo en un problema, muchos dueños lo ponen en una jaula, perrera o criadero por un tiempo. Aunque está bien mantenerlo un poco de tiempo en la jaula para calmarlo y relajarlo, esto nunca debe usarse como castigo o refuerzo negativo a un comportamiento ya que pronto causaría una asociación negativa a la jaula y haría al perro infeliz y reacio a usarlo.
  2. Regañar al perro cuando hizo una cosa mala después de un tiempo. El perro parece saber que ha hecho algo malo pero no está bien reprocharle y hacerle saber que es un perro malo. Esto es un mal hábito porque cuando se enfrenta con el resultado de la mala conducta, la mente del perro no es capaz de vincular el reproche a lo que hizo horas antes. Ese aire culpable depende del hecho de que el perro sepa que tú lo sientes con él y que haya hecho algo malo pero no sabe por qué, así que esta forma de castigo es completamente contraproducente.
  1. Si tu perro se ensucia en un lugar inapropiado dentro de la casa es común que frotes la nariz en las heces para castigarlo y hacerle saber que lo que hizo esta mal. Esta es una mala manera de solucionar el problema. El perro no sabrá por qué lo estás castigando sino sólo aprenderá a temerte a ti y a las desagradables consecuencias de tratar contigo. Esto puede agravar el problema ya que el perro se sentirá cada vez más inseguro e infeliz.
  1. La comida del perro nunca debe ser negada, reducida o quitada como castigo ni racionada como método de adiestramiento. Esto equivale a ser cruel y es una de las peores maneras de enseñar algo al perro.
  2. Golpear al perro en la nariz. Si el perro salta sobre ti o hace algo feo, algunas personas golpeaban al animal en la nariz. Sin embargo, ahora somos conscientes de que el refuerzo negativo y el castigo físico son métodos de entrenamiento ineficaces y todo lo que obtendrás es hacer que tu perro te tenga miedo de y sea tímido.
  3. Dejar al perro solo durante mucho tiempo. Ningún perro debe quedarse más de cuatro horas sólo como máximo.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *