4 Razones por las que su perro puede llorar

0 Comment

Compartir

Es posible que usted nunca lo haya notado, pero llorar es una forma en que el perro puede expresar diferentes estados emocionales. Aprender a conocer las diferentes razones por las que los perros lloran le ayudará a entender mejor a su perro y profundizar su relación. También te facilitará el entrenamiento, porque si no entiendes las señales que tu perro está enviando a través de sus gemidos, ¡puedes ser capaz de reaccionar incorrectamente! A continuación se enumeran las principales razones por las que un perro llora:

#1 – Stress

Llorar es uno de los principales signos de estrés. Muchos perros reactivos lloran antes de ladrar. Normalmente, después de llorar, el perro puede realizar varias acciones como caminar de un lado a otro, lamerse la nariz, mantener la cola baja, estar ansioso, no ser capaz de seguir las señales emitidas por el amo, etc.

Durante el entrenamiento siempre es mejor prestar atención al comportamiento del perro – si está llorando significa que su nivel de estrés ha alcanzado el límite y por lo tanto es necesario llevarlo de vuelta al nivel básico, quizás cambiando el lugar donde está llorando.

#2 – Aprendiendo a hacer amigos

Escuchas llorar a tu perro cuando conoce gente o perros nuevos? la entrega (o sumisión) es una acción realizada por un perro inseguro. Es un comportamiento relacionado con el estrés, de hecho el perro cree que la nueva persona o perro encontrado podría ser una amenaza y por lo tanto mostrará una actitud de entrega de varias maneras: trayendo las orejas, doblando la cola, ganando, doblando la espalda, evitando el contacto visual, volteando lado a lado a la persona/canela y/o llorando.

 

Si el perro llora y muestra una de estas actitudes cuando se encuentra con alguien, es aconsejable buscar un entrenador profesional que le enseñe al perro a tener más confianza y superar el miedo a nuevos encuentros. Uno de los llantos más fácilmente reconocibles es el llanto de alegría.

Todos vimos a un cachorro que está tan contento de ver a alguien que todo su cuerpo empieza a balancearse y empieza a llorar. Es como si no pudieran controlarse a sí mismos. Y a veces no pueden. A menudo los perros que demuestran esta actitud son aquellos que saltan, ladran y “se vuelven locos” cuando están haciendo algo que les divierte o excita (como conocer gente nueva, saludar al padre cuando vuelven al trabajo o durante las clases de agilidad).

Puedes ayudar a tu cachorro trabajando el autocontrol y en las conductas tranquilizadoras, (puedes hacer el entrenamiento de la estera,”entrenamiento de la estera”).

#3 – Los Cachorros de Precaución son los mayores culpables en esta categoría.

Salga de la habitación y su perro empezará a llorar inmediatamente porque quiere que usted vuelva para darle más atención.  Te rindes aunque sea una sola vez y tu cachorro seguirá llorando e incluso puede empezar a ladrar. Ignóralo, por otro lado, y sólo presta atención a él cuando permanece en silencio.

#4 – Dolor

Obviamente, un perro puede llorar aunque sienta dolor. Si te das cuenta de que es hora de llorar cuando te levantas, cuando subes o bajas las escaleras, o si pones una pata en el suelo, por ejemplo, es hora de ver a un veterinario. Un perro de edad avanzada que llora al moverse puede sufrir de artrosis.

Prestar atención a este tipo de llanto puede ayudarle a ahorrar algo de dinero, ya que las heridas (o daños) más agresivos debido a la falta de atención médica pueden costar más que las que toma a tiempo. Hay dos tipos de llanto que el perro ha aprendido: positivo y negativo.

En el positivo, el “padre” enseña a su perro a llorar delante de la puerta cuando siente la necesidad de salir a hacer sus necesidades. En el negativo, el perro ha enseñado a sus padres a prestar atención cuando lloran delante de la puerta.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *