Posibles razones por las que su gato está constantemente maullandoPosibles razones por las que su gato está constantemente maullando

Compartir

El hambre, el estrés e incluso la vejez podrían hacer que su gato ejercite sus cuerdas vocales más a menudo de lo que le gustaría oír. Si eres como yo, te gustaría saber lo que tu gato está tratando de decirte.

Desde un “¡Hola!” hasta el hambre, aquí hay algunas posibles explicaciones para un maullido continuo: Estas son las razones por las que un gato podría maullar más de lo normal:

1. El gato quiere llamar la atención

Una de las razones podría ser que el gato quiere jugar, o que se aburre. No responda cada vez que su gato se mimetice, preste atención a ello cuando esté en silencio. Si su gato sigue imitando, muévase hasta que se calme.

Aléjate cuando el miocardio esté demasiado bien, pero asegúrate de pasar algún tiempo con tu gato todos los días (es parte de tu familia, después de todo). Jugar con su gato le permite hacer suficiente ejercicio, algo esencial para su bienestar.

Continúe recompensando el comportamiento callado e ignore el maullido constante. Recompensar al gato cuando está callado puede ayudar a reducir su ruido, pero podría ser un proceso largo.

2. El gato está enfermo

Maullar es una forma de comunicación para un gato, y su gato puede intentar decirle que no se siente bien. Los gatos son capaces de ocultar bien las enfermedades, y cortar el césped y hacer ruidos sin mostrar interés por los alimentos podría ser una señal de advertencia de un problema que debería ser considerado.

 

El maullido constante puede ser un síntoma de hipertiroidismo, enfermedad renal, problemas del tracto urinario o un número de otros problemas de salud. Si este comportamiento es nuevo para su gato, vale la pena ir al veterinario.

3. Hambre

Mi gato normalmente sólo maullaba por dos razones. Un problema de basura o comida. Una vez al día, por lo general por la noche, recibe gelatina en conserva en lugar de croquetas. Parece condicionado por este ritual y maulla caminando por la cocina y esperando su comida especial.

Asegúrate de que su gato tenga suficiente comida y esté comiendo en el momento adecuado. Y ya que tenemos sed, comprueba que el tazón de agua está lleno.

4. Estrés

Algunos cambios en la casa, nuevas personas, nuevos animales u otras causas pueden estresar a su gato. Si su gato pasa el tiempo maullando mientras suceden estos cambios, podría ser un maullido decir “No me gusta esta historia” o un constante y ruidoso ¡Esto me hace enojar como loco!

Obviamente, su gato no es capaz de decirle lo que piensa, así que vigile los cambios que podrían irritarle, e intente interactuar con él más de lo que pueda. Si está añadiendo una nueva mascota a su casa, hágala socializar adecuadamente con su gato para evitar problemas de comportamiento.

5. La vejez y la confusión

Los gatos, al igual que las personas, pueden perder la memoria o confundirse a medida que envejecen. El hecho de que estén desorientados no es infrecuente, y su gato puede maullar por frustración o confusión.

Deje una luz encendida por la noche si su gato se mimetiza con las cenizas por la noche o se topa con objetos. No estaría mal ir al veterinario para comprobar si no hay más problemas graves.

6. El gato está en celo

Las hembras de gato en celo pueden convertirse repentinamente en muy ruidosas. Lo hacen para atraer a los machos.

Incluso los machos son ruidosos si notan la presencia de una hembra en celo cerca. Hazte un favor a ti mismo y a la superpoblación de gatos – deja que tu gato castre o esterilice.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *