Cinco cosas que perturban a los perros y que hacemos sin darnos cuentaCinco cosas que perturban a los perros y que hacemos sin darnos cuenta

Compartir

Cada propietario quiere cuidar a sus perros de la mejor manera posible, asegurándose de que todas sus necesidades, tanto físicas como emocionales, sean satisfechas.

Para ser feliz, su perro necesita una buena rutina regular, un entrenamiento adecuado, suficiente ejercicio, buena comida y el cuidado veterinario adecuado cuando sea necesario y es que la manera en que cada dueño satisface estas necesidades varía considerablemente, pero todos tienen un objetivo común: mantener a su perro feliz y saludable, cuidando de ellos de manera excelente.

En cualquier caso, incluso con la mejor voluntad del mundo, la comunicación entre perros y hombres puede ser compleja, y el lenguaje corporal y los estados de ánimo de ambas especies pueden ser malentendidos.

Si haces algo que a tu perro no le gusta o no satisface sus necesidades, el perro no puede simplemente decirle o dejarle un post-it, por lo que te corresponderá a ti hacer todo lo posible para asegurarse de que la forma en que tratas a tu perro, que se comportan a su alrededor o que cuidan de él son buenas para él. En este artículo analizaremos cinco acciones diarias comunes que muchos dueños hacen y que pueden molestar a su perro o hacerlo infeliz.

Acciones comunes que los dueños hacen diariamente a sus perros

1. Los perros pueden ser animales ruidosos, ladrando en cantidad, pero sin embargo, esto no significa que a los perros les guste vivir en un ambiente ruidoso y turbulento; oír gritos (aunque de buena fe), hablar en voz alta y chirriar puede llevarlos al límite.

Los perros pueden oír muchos sonidos de alta frecuencia que se nos escapan completamente. Esto significa que ciertos sonidos que nos parecen inofensivos pueden molestar a su perro; incluso la televisión, la radio u otros instrumentos de alto volumen son escuchados por su perro mucho más agudamente que tú.

2. Todos los perros necesitan ser lavados de vez en cuando, muchos de ellos que necesitan atención tendrán que ir regularmente al aseo personal.

Su perro no debe ser lavado semanalmente o en citas fijas, dele un baño sólo cuando esté sucio o apestoso, o al menos por una buena razón.

Algunos perros adoran el baño, mientras que a otros no les gusta en lo absoluto, e incluso para  aquellos perros que aman la bañera, no es necesario bañarlos con demasiada frecuencia, para no quitar los aceites esenciales de su pelo y así evitar resequedad de la piel e incluso caspa.

3. Forzarlos a interactuar socialmente

Si acabas de tomar una pequeña camada, muchos de tus amigos esperarán ansiosos por conocerla, ¡jugando juntos y con cariño!

Es importante que los perros interactúen socialmente y conozcan a personas diferentes, especialmente para los cachorros, pero estar delante de muchas personas al mismo tiempo o no tener tiempo para ellos mismos, puede tener un efecto perjudicial en el bienestar y el estado de ánimo de su perro.

Nunca debería forzarlos a interactuar con alguien cuando no quieren hacerlo, y si su perro se niega o deja a un grupo de personas porque ya han tenido suficiente, siempre déjelos ir y tener su propio espacio tranquilo donde no se molesten.

4. No tienen un equilibrio justo en el ejercicio

Todos los perros necesitan ejercicio, pero no todos en la misma cantidad y es que a una raza pesada y lenta como el Bassethound, no le gustará correr durante 8 km, mientras que a un perro animado y amante de la diversión como el Husky siberiano, no le hará falta ni media hora de caminata al día.

Escriben mucho sobre los riesgos de los perros en caso de poco ejercicio, pero también puede ocurrir lo contrario: puedes exagerar con el deporte que practican o cometer errores con el tipo de ejercicio, dependiendo de la edad, raza y nivel de energía de tu perro.

Asegúrate de tener una rutina deportiva que los satisfaga.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *