Cómo elegir un conejo doméstico

0 Comment

Compartir

Inicialmente estamos tentados a elegir un conejo que nos llame más la atención. Debes asegurarte de que el conejo seleccionado esté sano, por lo que antes de decidirse a comprarlo, debe asegurarse de que su salud está bien evaluada.

En el momento de la compra es necesario conocer algunos aspectos relacionados con este animal, por ejemplo: la edad (debe tener al menos 6 semanas de edad), que no ha tenido (y no tiene) parásitos, que no padece ninguna enfermedad y si ha sido vacunado.

Si es necesario, conozca también su pedigrí. Si el conejo se compra en una tienda especializada en mascotas, también tendrá que expedir un certificado que certifique el pedigrí del conejo.

Si lo compras en un lugar distinto a una tienda de animales, por ejemplo de un criador de animales, es probable que recibas menos información sobre la historia del conejo, y para evitar sorpresas desagradables, tienes que prestar mucha atención a la apariencia y el comportamiento del pequeño cuadrúpedo.

En primer lugar, es bueno pedirle al animal que lo mire de cerca. Es mejor evitar que los conejos caigan en estos dos extremos: o bien son excesivamente temerosos, tristes, tristes, asustados y escondidos en un rincón de la jaula (que se niegan a abandonar); o bien son nerviosos y agresivos, mantienen los ojos bien abiertos, chirrian como un pollito y el cuerno contra las paredes de la jaula intentando escapar (y acaban hiriéndose).

Rabbit on human hand

 

Un conejo con ojos claros y nariz sin secreciones es un espécimen sano.

Antes de comprar un conejo hay que revisar los ojos y la nariz, ya que en caso de problemas de salud, son los principales signos. Cualquier secreción blanquecina del animal demuestra claramente que el animal está sufriendo una enfermedad.

Con la ayuda de un trozo de gasa o algodón, trate de remover las secreciones, pero si reaparecen poco después de que tienes que dejar de comprarlas, porque el animal tiene un problema de salud y las cosas pueden complicarse con el paso del tiempo ya que el conejo es generalmente un animal muy sensible.

Normalmente en un animal sano, los ojos son claros, serenos, limpios y libres de manchas, secreciones o costras. El pelaje de un conejo doméstico es muy importante! La aparición del pelo de conejo nos da mucha información sobre la salud del conejo.

Los ejemplares jóvenes deben ser perfectos y con un pelaje muy bonito. Para los ejemplares más antiguos, existe la posibilidad de encontrar algunos de ellos con el pelaje que ya no es tan perfecto, y en algunas zonas del cuerpo puede que incluso falte.

En las zonas en las que falta piel por la edad o es un indicador de la aparición de una determinada enfermedad. Es importante no comprar un conejo con un pelaje insalubre. A un conejo sano que ha tenido una dieta sana y equilibrada, su piel es uniforme, suave, brillante y muy limpia.

No deben ser manchas peludas en la superficie del cuerpo, ni tampoco deben estar lesionadas, infectadas, parasitarias u otras pruebas de que el animal esté enfermo. Hay que evitar a los conejos que padecen una determinada enfermedad, pero también a los que están estresados y pierden el pelo muy a menudo.

El pelaje en las piernas debe ser igual de bello y uniforme. Los dedos de los pies y las garras también deben ser sanos. Deben estar en buenas condiciones, sin sangre ni enrojecimiento y sin lesiones ni costras. Algunos especímenes pueden sufrir a menudo el ataque de ácaros.

Se puede notar en las zonas del oído si aparecen costras, pus goteante, arañazos o pequeñas lesiones causadas por el animal, tratando de eliminar la comezón causada por la infección. El cuerpo del conejo no debe tener heridas, llagas, eccema y vientre blando. Si su vientre es duro e hinchado y puede ser un conejo que sufre de indigestión y desgraciadamente no tendrá una larga vida.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *