Cómo limpiar los cuencos y juguetes de tu perro

0 Comment

Compartir

Al igual que los platos y cubiertos que utilizamos, los cuencos y los juguetes necesitan una limpieza y desinfección regulares para mantener a tu perro saludable. Descubre aquí cómo hacerlo. Los perros no son exactamente conocidos por sus buenos hábitos alimenticios así que reducen la cantidad de desorden que crean en la cocina asegurando que sus tazones son robustos y colocando las esteras plásticas debajo de ellos que son fáciles de limpiar.

Garantizarle a su perro una dieta saludable junto con el ejercicio regular es su deber para mantener el cuenco de tu mascota y los juegos hermosos y limpios. Los cuencos para perros pueden atraer todo tipo de suciedad y gérmenes y deben lavarse regularmente, especialmente si se guardan en la cocina donde se preparan los alimentos.

También necesita un alto nivel de higiene cuando se trata de los juguetes de su perro, ya que la suciedad y los gérmenes pueden ser ingeridos fácilmente, causando malestar estomacal o peor.

¿Qué hay de limpiar juguetes o tazones de perro?

La mayoría de los cuencos para perros están hechos de materiales diseñados para ser resistentes, para que sean fáciles de limpiar: Verifica las recomendaciones del fabricante para ver si el cuenco de cerámica o de plástico para perros es lavable en un lavavajillas, luego lávalo si es así. Si no es así, lávate a mano con una esponja y un detergente suave.

Remoja en agua caliente con jabón o una solución diluida de vinagre y agua caliente para eliminar cualquier mancha en los alimentos. Si deseas asegurarse de que el recipiente está limpio, pónlo en una solución diluida de lejía y agua fría (sigue las instrucciones de la etiqueta y comprueba siempre de antemano cualquier producto en un área pequeña). Enjuaga con agua limpia y fresca y luego seca.

Puntos clave: Comprueba si los cuencos de tu perro son aptos para el lavavajillas o si sólo son aptos para lavarse las manos. Siga la regla de lavar los cuencos y el lavado semanal diario.

Limpia los juguetes según las instrucciones de la etiqueta. Los cuencos de acero inoxidable son generalmente más higiénicos que los de otros materiales, pero pueden oxidarse si no se cuidan adecuadamente y esto es algo que querrás minimizar por el bien de la salud de tu perro.

Evita rascar la superficie del recipiente, usa una esponja o un paño suave y detergente líquido para eliminar las manchas de comida. Remoja el tazón en una solución de vinagre y agua caliente, o una solución de agua fría de blanqueador para desinfectar.

Enjuaga con agua limpia y seca. Nota: Considera enjuagar el tazón de tu perro cada vez que lo llene con comida o agua y limpiarlo una vez a la semana.

¿Cómo limpiar los juguetes?

Hoy en día, la mayoría de los juguetes para perros se pueden lavar en la lavadora o en la cesta superior del lavavajillas, dependiendo del material con el que estén hechos.

Siempre debes comprobar las instrucciones del fabricante antes de lavarlas y luego utilizar la temperatura máxima recomendada para eliminar la suciedad persistente o las bacterias que puedan afectar a la salud de tu perro.

Alternativamente, como en el caso anterior, deje que los juguetes de su perro se remojen en un cubo con agua tibia y vinagre blanco o agua caliente jabonosa. Soplar bien, enjuagar con agua fría y dejar secar al aire.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *