Dermatitis en gatos: Causas, síntomas y cuidadosDermatitis en gatos: Causas, síntomas y cuidados

Compartir

La dermatitis es un “síndrome” asociado con una reacción alérgica. El crecimiento a menudo se describe como lesiones costrosas o pústulas y puede ocurrir individualmente y/o en varios números. El tipo de costras, su posición y los síntomas que han ocurrido con ellas proporcionan excelentes pistas que pueden ayudar a su veterinario a entender su origen.

Si alrededor del cuello y la espalda (especialmente cerca de la cola), por ejemplo, pueden indicar hipersensibilidad a la picadura de una pulga, si alrededor de la cabeza y las orejas pueden afectar a las alergias alimentarias, en la barbilla en su lugar puede ser acné. Las alergias pueden causar picazón, costras y arañazos no estacionales.

Diagnóstico de las causas:

Su veterinario hará un examen físico completo y prestará especial atención a algunos puntos: ¿Cuánto tiempo lleva viviendo con estas costras? ¿Están arreglados o van y vienen? ¿Están presentes en una época del año (primavera, verano, etc.)? ¿Ha habido otros síntomas? ¿El gato está tomando medicamentos? ¿Ha habido algún cambio ambiental? ¿Sufre de alguna enfermedad? Todas estas preguntas pueden ayudar a su veterinario a encontrar la causa de estas lesiones más rápido.

También puedes decidir hacer un examen de diagnóstico. Los exámenes realizados con la Lámpara de Madera permiten comprobar si el gato está afectado por alguna enfermedad micótica. El raspado de la piel se realiza para verificar la presencia de parásitos como ácaros u hongos.

A Long Day!

 

Para ello, una parte del vello será afeitada (si es necesario), el aceite mineral será vertido sobre la piel y un poco de capa de piel será removida con una cuchilla para examinarla con el microscopio. Este examen es bastante molesto, pero no excesivamente doloroso.

El examen citológico de la piel comprueba la inflamación, parásitos, hongos y bacterias. Es muy similar a la prueba de raspado, pero en este caso se utiliza un hisopo de algodón para tomar una muestra de piel. Puede ser necesaria una biopsia. Si sospecha que tiene una alergia alimentaria, su gato estará sujeto a una dieta veterinaria establecida para ver si se presentan los síntomas.

Las pruebas de punción (literalmente “examen de punción”) se utilizan para detectar alergias. Se afeita una capa de piel y se inyecta un conjunto de alérgenos a través de las mordeduras. Si hay una reacción en la piel, usted estará seguro de que es una alergia.

¿Cuáles son las causas más comunes?

Hipersensibilidad a la picadura de una pulga es la causa más común. Las pulgas son parásitos sin alas que viven en la epidermis del gato y se alimentan de su sangre. Muchos de estos parásitos desarrollan alergia a la saliva, lo que provoca una reacción local.

Síntomas:

Las costras de pequeño relieve se pueden encontrar en la parte posterior del gato o alrededor del cuello y el mentón. Si el gato se araña a sí mismo, puede empeorar su condición creando pérdida de sangre (especialmente en el cuello).

El tamaño de estas costras puede variar de 3 mm a 1-2 cm o más.

Terapia:

En primer lugar, asegúrese de que no sólo su gato no tenga pulgas, sino también que el entorno en el que vive esté libre de ellas, ya que estos parásitos pasan casi el 90% de su tiempo fuera del gato. Los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar el dolor.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *