¿Dónde bañar a su perro?

0 Comment

Compartir

Si usted es lo suficientemente intrépido como para estar listo para bañar a su perro solo, en lugar de llevarlo a una sala de baño, o si su perro no le deja mucha elección al rodar en un estanque sucio mientras usted está fuera, es importante elegir el lugar correcto para hacerlo.

 

Usted puede ser tentado a atarlo en el jardín trasero y dirigir la pipa de agua a él, pero a menos que el clima sea muy caliente, esto es fuertemente desalentado! Su propio baño podría ser la mejor manera de hacerlo, e incluso puede que sea la única opción disponible, pero también puede ser potencialmente confuso, ya que puede tardar más tiempo en limpiar a su perro que el tiempo necesario para lavarlo.

Por lo tanto, es ciertamente correcto decir que hay mucho que tener en cuenta cuando se trata de elegir el lugar ideal para bañar a su perro, y en este artículo vamos a cubrir algunos de los factores que usted debe tener en cuenta.

¿Qué tan grande es tu perro?

El tamaño de su perro dictará en gran medida dónde puede bañarse y dónde podrá cepillarse. Si su perro es demasiado grande para meterse en un lavabo o una ducha, es posible que se vea obligado a usar una manguera o su propio baño, pero si su perro es más pequeño, tendrá más opciones.

Primero trate de colocar a su perro en la posición que pretende usar, para asegurarse de que puede permanecer cómodo, que el agua puede alcanzarlo y que tiene espacio para moverse un poco. Temperatura Durante el baño, el perro debe mantenerse caliente en lugar de caliente, lo que significa no sólo garantizar el flujo de agua caliente, sino también que la temperatura del aire y del entorno es agradable, y que se puede secar inmediatamente.

Usted puede tomar la ducha o el baño a su perro si el clima es templado y tiene acceso a agua caliente, pero nunca debe usar agua fría o lavar a su perro cuando hace frío.

Bañar a su perro al aire libre

El baño al aire libre es una de las maneras más fáciles de minimizar el desorden, pero hay algunas limitaciones. Si el clima es frío o no puede conseguir agua caliente, no podrá utilizar esta opción. También tendrá que pensar en cómo repararlo y asegurarse de que obtiene agua durante la duración del baño.

Si su perro es lo suficientemente pequeño como para caber en su fregadero, esta es una de las mejores maneras de bañarlo. No sólo tiene acceso a agua caliente y fría, sino que el fregadero estará a un nivel cómodo para que pueda lavarlo cómodamente sin tener que inclinarse.

Un grifo mezclador y/o conexión de ducha para el fregadero es vital para asegurar que la temperatura del agua se mantenga constante y que su perro no corra el riesgo de quemaduras. Tenga en cuenta, sin embargo, que el baño de un perro puede ser un proceso desordenado, por lo que si desea lavarlo en una habitación donde luego lo cocine, el proceso requerirá un paso de limpieza posterior muy minucioso.

Si su perro es grande y el baño en el lavabo no es una opción, siempre puede bañar a su perro en la bañera. Esta opción no es aconsejable si el baño está cubierto de alfombra, sin embargo, porque es casi seguro que se bañará. Pero no es una opción probable, los baños de alfombra no son tan comunes!

Es mejor usar un cabezal de ducha dentro de la bañera para reducir la cantidad de agua que se rocía, y hacer más fácil mantener todo limpio. Poner el perro en la ducha El perro en la ducha tiene algunas ventajas sobre la bañera, una de las principales es que las duchas están cerradas en los costados, y menos agua se dispersará alrededor.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *