El papel del agua en las dietas de los perros

0 Comment

Compartir

Todos sabemos que beber suficiente agua es esencial para la buena salud, tanto en lo que se refiere a nosotros como a nuestros perros. Los perros deben tener acceso a agua limpia y fresca en todo momento y, en particular, deben tener suficiente agua durante las comidas.

El agua no sólo es vital para la hidratación, sino que también ayuda a su perro a sacar el máximo provecho de sus alimentos y a beneficiarse de todos los nutrientes que contienen. Un perro deshidratado no podrá beneficiarse plenamente de sus comidas. Para asegurarte de que tu perro se mantiene hidratado y, por lo tanto, puede sacar el máximo provecho de su alimento, es bueno descubrir por qué el agua desempeña un papel importante en una buena alimentación canina.

¿Cómo ayuda la hidratación a la nutrición?

El agua pura y fresca tiene una serie de ventajas para su perro, como llevar nutrientes vitales alrededor del cuerpo a las células y destruir toxinas. El agua también ayuda a la digestión y ayuda al cuerpo a absorber nutrientes en el estómago y el intestino, y también actúa como termostato de la temperatura corporal, haciendo que su perro se mantenga lo suficientemente fresco.

El agua también actúa como amortiguador y lubricante para las articulaciones, y las partes vitales del cuerpo, como la médula espinal y los músculos, se suavizan con el líquido a proteger. El agua ayuda a eliminar los residuos, el exceso de sustancias y minerales a través del intestino y la vejiga. Mantenerse hidratado también ayuda a tu perro a superar los trastornos intestinales.

No es una coincidencia que la deshidratación pueda provocar estreñimiento y dificultar el defecto de tu perro. El exceso de toxinas y nutrientes puede acumularse dentro del cuerpo y causar problemas si no hay suficiente suministro de agua.

El agua sirve a todas las funciones del cuerpo, incluyendo la dieta. Dale agua a tu perro, los perros tienden a beber libremente cuando les hace sentir cómodos, así que si un perro tiene acceso constante a agua limpia es poco probable que se deshidrate.

Sin embargo, muchos dueños de perros tienen malos hábitos, como no limpiar el tazón de agua todos los días, llenarlo sólo cuando está vacío y no darle importancia a mantener el agua limpia y fresca en todo momento. La ingesta de agua no sólo proviene del tazón de agua; los perros también toman la humedad de los alimentos que comen, y lo que comen afectará de muchas maneras la cantidad de agua que necesitan.

Las costras para perros están hechas de sólo un 20 % de agua, mientras que los alimentos enlatados pueden estar hechos de hasta un 80 % de agua. Cuanto más seca sea la dieta de tu perro, más agua necesitará. Como puedes adivinar, dar comida húmeda o mojada puede ayudar a su perro en la ingesta de agua.

Los perros que sólo comen alimentos duros generalmente beben más, pero a menudo no es suficiente para compensar la extrema sequedad de su alimento. Es posible compensar con una dieta con un alimento más “acuoso”, mezclando así alimentos húmedos y secos, o dejando comida seca en agua antes de ofrecerla a su confianza.

La comida seca es una opción para asegurarse de que su perro tenga dientes sanos y limpios, pero esta dieta no es adecuada para todos los perros, especialmente aquellos que tienden a perder mucha agua, o que tienen problemas renales o cálculos.

¿Está tu perro deshidratado?

Los perros que tienen libre acceso al agua no suelen estar deshidratados, aunque durante el verano con el clima seco pueden necesitar beber más. Algunas condiciones de salud pueden llevar a la hiperhidratación del perro, diabetes, problemas digestivos y ciertos tipos de cáncer.

Así que si tu perro parece estar deshidratado incluso cuando bebe mucha agua, vale la pena comprobarlo. Hay varias maneras de controlar los niveles de hidratación de su perro, como por ejemplo, controlar su nivel de hidratación.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *