¿Es una buena idea dar comida a Gatos Salvajes o Callejeros?¿Es una buena idea dar comida a Gatos Salvajes o Callejeros?

Compartir

Los gatos tienen muchas habilidades asombrosas, no menos la capacidad de localizar hogares que están dispuestos a ofrecerles una comida o un refugio accesible. En algunos casos, incluso los gatos que ya viven en casa terminan mudándose a las casas de otras personas que prefieren.

Aunque los gatos salvajes no son tan comunes en Italia como en otros países, todavía tenemos un buen número de gatos salvajes, vagabundos y vagabundos.

Cualquiera que posea un gato generalmente tiene al menos un par de vagabundos callejeros en su área. Como amantes de los gatos, es comprensible preocuparse de que los vagabundos locales no tengan suficiente comida o cuidado, por lo que muchos dueños de gatos comienzan a alimentar a los vagabundos callejeros en la zona, ofreciéndoles ocasionalmente un rincón en un cobertizo o dependencia para el invierno.

 

¿Pero es una buena idea que realmente ayude a un gato callejero? ¿O acaso conduce a más problemas de los que resuelve? Sigue leyendo para obtener más información sobre algunos problemas potenciales y la mejor manera de ayudar a los gatos callejeros o salvajes.

¿Callejero o salvaje?

En primer lugar, es importante considerar la diferencia entre un gato callejero y un gato salvaje. Un animal vagabundo es un gato que ha tenido una casa y se ha ido, perdido o abandonado.

Aparte de esto, un gato callejero es generalmente familiar con los seres humanos, amistoso y puede decidir tener una casa en algún momento. Un gato salvaje, sin embargo, nunca ha tenido una casa, es probable que nazca en colonia o de otra vida silvestre y no estará muy familiarizado con la gente excepto para tomar comida.

Mientras que un gato callejero también puede tener miedo de la gente, todavía puede resultar ser muy amigable, mientras que un gato salvaje es difícil de acercarse voluntariamente o dejar que sea acariciado.

 

¿Seguro que no es de propiedad?

Muchos gatos son muy oportunistas, atraen la atención y juegan con la gente sólo para conseguir un poco más de comida. Es probable que un gato que maullaba para comer ya tenga una casa.

Una vez que le hayas ofrecido una comida, definitivamente volverá para conseguir otra. Algunos gatos de propiedad pueden ser muy tímidos, es sencillo, por lo que es fácil cambiarlos con gatos salvajes, pero algunas cosas pueden ayudarnos a entender si tienen dueños: un collar, una mirada muy cuidadosa y un aspecto regordete, la apariencia habitual todos los días y, por supuesto, un microchip para ser examinado por un veterinario.

Si hay un gato callejero o un gato salvaje que corre por su casa, es importante hacer todo lo posible para averiguar si hay un dueño que pueda estar preocupado por su gato. También podrías simplemente vivir un par de casas más allá de las tuyas y ya tienes a alguien que se ocupa de ellas.

¿Los gatos molestan a tu gatito?

La alimentación de gatos callejeros o gatos salvajes en su jardín puede molestar a su gatito, ya que, para él, usted está invitando a un intruso en su territorio, dándole también buenas razones para seguir haciéndolo. Si su gato no se preocupa por el animal callejero, entonces no es un problema.

Sin embargo, antes de alimentar a un gato extranjero, debes tener en cuenta el impacto que esto podría tener en la felicidad y el bienestar de tu gatito.

El riesgo de enfermedad

Un gato callejero o salvaje no será vacunado, ni tratado contra pulgas o gusanos, por lo que puede suponer un riesgo para la salud y la felicidad de tu gatito.

Es esencial asegurarse de que su gato ha llevado a cabo regularmente todas las vacunas y tratamientos con pesticidas para minimizar los riesgos. También es una buena práctica comprobar que su gato doméstico no tenga signos de mordeduras o arañazos que el otro gato intruso pueda haber obtenido.

 

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *