Gatos y Bolas de pelos: ¿Son un peligro para su gato?Gatos y Bolas de pelos: ¿Son un peligro para su gato?

Compartir

Hay un sonido que cada dueño de gato odia, el sonido del gato que regurgita la bola de pelo y otra suciedad por toda la alfombra, o peor aún… en la cama o sofá.

Las pelotas de pelos son indudablemente muy molestas y pueden manchar alfombras y telas, pero además de ser una ruptura de cajas, ¿deberían ser motivo de preocupación? ¿Tienes que preocuparte si tu gato regurgita las bolas de pelo? ¿Hay algo que puedas hacer al respecto? Sigue leyendo para saber más!

¿Qué es exactamente una bola de pelo?

Cuando el gato se lame, naturalmente traga un poco de su pelo. La lengua del gato es muy áspera, por lo que el pelo se retira naturalmente. La cantidad de pelo ingerido es mínima, y la mayor parte del cabello ingerido es expulsado con las heces.

Sin embargo, algunas veces, parte del vello residual en el estómago forma una verdadera bola de pelo. Las bolas de pelo son a veces bastante compactas y bastante duras si se han formado durante un largo período de tiempo, y pueden causar potencialmente una obstrucción del tracto digestivo del gato.

 

La gran mayoría de las bolas de pelo son regurgitadas naturalmente de su gato, y es una gran cosa. Una bola de pelo en el vómito de su gato tendrá la forma de una salchicha y un color oscuro.

¿Por qué se forman las bolas de pelo?

Los gatos que se chupan demasiado corren el riesgo de pelotas, y la situación empeora si el gato es largo y peludo. De hecho, los gatos que duermen mucho tiempo desarrollan pelotas de piel con más frecuencia que los gatos de calor corto.

Si su gato tiene una bola de pelo en el estómago o el intestino pero no puede regurgitarla, puede convertirse en un problema grave. Puede endurecerse y causar una obstrucción intestinal hasta que sea removido manualmente por su veterinario.

Se cree que el hecho de que los gatos coman hierba está ligado a las bolas de pelo regurgitantes, y eso es algo bueno. Así que si ves al gato comiéndose el pasto y luego vomitándolo, no te preocupes! Él está bien.

¿Cómo tratar las bolas de pelo?

Si le preocupa que su gato tenga una bola de pelo en el estómago que no puede excretar de forma natural, póngase en contacto con un veterinario inmediatamente. El veterinario realizará análisis para abordar el problema, una placa para determinar la posición de la bola de pelo y optar por extirparla quirúrgicamente o para facilitar el paso al intestino administrando ciertos medicamentos.

Algunos de los principales síntomas de una bola de pelo potencialmente problemática son:

  • Vómitos continuos sin expulsión efectiva.
  • Estreñimiento.
  • Falta de apetito.
  • Depresión general.
  • Apatía y falta de movimientos.
  • Malestar en el área abdominal.

Como siempre, póngase en contacto con un experto para cualquier pregunta.

¿Cómo puedo evitar la formación de pelotas?

Generalmente un maestro no tiene que hacer mucho, ya que los gatos expulsan las pelotas sin ningún problema. Como se mencionó anteriormente, todos los gatos regurgitarán ocasionalmente una bola de pelo, y esto es perfectamente normal.

Sin embargo, si su gato regurgita las bolas de pelo regularmente, parece tener problemas para hacerlas salir o ya ha tenido problemas causados por las bolas de pelo que necesitaban atención médica, eche un vistazo a algunas medidas preventivas para minimizar el desarrollo de las bolas de pelo.

La dieta debe ser de la más alta calidad y basada en alimentos anti-bola, su veterinario le aconsejará sobre lo que son. Las dietas anti-bola son ricas en fibra, lo que minimiza la pérdida de cabello y ayuda al gato a expulsar el pelo ingerido. Cepille el pelo de su gato diariamente para eliminar el exceso de vello.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *