¿Los perros tienen dolores de cabeza?

0 Comment

Compartir

Tal vez hallas notado que a veces tu perro puede parecer meteoropático y te habrás preguntado: ¿puede sufrir de dolores de cabeza? Esta pregunta puede parecer extraña a primera vista, pero en realidad sólo muestra interés y compasión por tu amigo de cuatro patas. Se especula mucho sobre este tema, pero parece que los perros pueden tener dolores de cabeza. Cuando tenemos dolores de cabeza podemos tomar una píldora u optar por un remedio natural para aliviar el dolor. Puesto que los perros no pueden hablar, no sabemos con certeza si están sufriendo o no. A menos que el dolor sea insoportable para él y su comportamiento lo demuestre claramente.

“¿Mi perro puede tener dolores de cabeza?”

En general, cada criatura en el mundo, incluyendo a tu amigo de cuatro patas, tiene una variedad de dolores diferentes. Es un hecho que los perros pueden sufrir dolores de cabeza, jaquecas e incluso sinusitis. ¿Pero cómo podemos entender eso? Puesto que los perros no pueden comunicarse con palabras, debemos prestar atención a los principales síntomas del dolor de cabeza. No hay pruebas definitivas para el diagnóstico, los veterinarios no han podido confirmar con certeza que los perros puedan sufrir esta afección. Sin embargo, muchos perros han demostrado que tienen síntomas comunes que son eficaces en el diagnóstico de los dolores de cabeza y, por lo tanto, la obtención de los medicamentos adecuados para eliminar el dolor.

Los síntomas dependen precisamente de la intensidad del dolor y deben reconocerse para el futuro. Si notas que los síntomas persisten por más de un par de días, debes planear una visita al veterinario. Si notas que tu perro prefiere permanecer en la oscuridad y oculto, puede deberse a un fuerte dolor de cabeza. Además, si se demuestra que tiene una mayor sensibilidad a la luz, manteniendo los ojos pegados en presencia de fuentes de luz, el dolor de cabeza puede ser bastante agudo. Otra indicación de un dolor de cabeza muy fuerte es la evitación de sonidos fuertes como la televisión, los niños gritando mientras juegan o el aislamiento de la familia.

Cuando tenemos dolores de cabeza, lo último que queremos hacer es ser amistoso o alegre. Lo mismo se aplica a los perros. Tu amigo de cuatro patas, aunque fuera el amigo más cariñoso del mundo, podría mostrar signos repentinos de irritabilidad y agresividad, mordiendo en caso de dolor excesivo. Mientras que algunos perros pueden reaccionar agresivamente, otros pueden requerir atención adicional. Esto depende en gran medida del perro.

Si golpea la cabeza contra los muebles. Tu perro tiene un fuerte dolor de cabeza así que puede empezar a golpear la cabeza contra los muebles u otros objetos de casa. El propósito de esta acción aparentemente insegura, se debe al hecho de que el perro piensa en aliviar el dolor de esta manera.

Rechazo de alimento. Si el perro rechaza el alimento sin razón aparente, puede deberse a molestias graves o dolor muy agudo. Cuando el perro sufre dolores de cabeza u otras enfermedades, probablemente no tendrá apetito. El perro prefiere quedarse solo. Los perros no son criaturas solitarias. A veces podríamos necesitar algo de tiempo por nuestra cuenta, pero es imposible conseguirlo cuando ese mosquete viene a pedirnos un poco de atención. Si de repente el compañero de cuatro patas no muestra interés en socializar e interactuar contigo, pero prefiere quedarse solo en casa, en un rincón, puede tener un fuerte dolor de cabeza por migraña.

Por último, laceración. Si el perro tiene lágrimas y tiende a llorar sin razones obvias, algo definitivamente lo perturbará y, esto puede ser dolor de cabeza. Una queja del perro es lo que podemos considerar aquí como un fuerte dolor de cabeza.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *