Maneras de hacer que tu gato te ameManeras de hacer que tu gato te ame

Compartir

Aunque sabemos que la personalidad del gato es bastante exigente y ligeramente egocéntrica, siempre esperamos que nuestro gato nos vea como algo más que una “máquina de comida”.

Ganar el corazón de un felino no es la cosa más fácil del mundo. De hecho, con algunos gatos, tendrás que trabajar duro antes de que te guste! Aquí hay varios consejos sobre cómo hacer que tu gato te quiera.

1 – Comprenderlo

Uno de los mayores errores que puede cometer un dueño de gato es tratarlo como a un perro. Históricamente hablando, los perros siempre han sido entrenados para trabajar con sus seres humanos y son criaturas sociales de la naturaleza.

Los gatos, por otra parte, son animales solitarios y han desarrollado una relación simbiótica con los humanos, estando siempre alerta. Recuerda esto, la clave de todo es establecer una relación tranquila con tu gato. Dese el gusto de sus espacios si los necesita y no se ofenda si prefiere sentarse en el jardín en vez de en su brazo, en el sofá.

2 – Tenerle mucha paciencia

La educación que se le ha dado al gato y la forma en que fue criado por su madre en su primer periodo de vida juega un papel muy importante en el comportamiento que el gato ha tenido antes. Algunas razas son de naturaleza más asocial; sin embargo, la forma en que se ha tratado a un gato en sus primeros días afectará a su personalidad. P

or ejemplo, si un gato ha sido maltratado y descuidado por un cachorro, tendrá problemas para confiar en la gente. Si su gato ha tenido los mismos problemas, tenga mucha paciencia y acérquese a él. Tienes que entender que no es contra ti, simplemente tienes miedo de lo que no sabes.

Ling yawning

 

Se necesita mucha paciencia para ser amado por un gato. Además, preste siempre atención a las necesidades de un gato mayor. A veces los gatos con edad tienen dolor y a menudo pierden la vista o la audición, y no siempre nos damos cuenta a tiempo. Asegúrate de que tu gato, si eres mayor, viva en un entorno acogedor y siempre asegúrate de respetar sus espacios.

3 – Lenguaje corporal, tono de voz e intenciones

Cuando hables con tu gato, trate de tener un tono calmado y no amenazante. La mayoría de los gatos no pueden distinguir entre palabras, por lo que su voz y su lenguaje corporal son extremadamente importantes para que el gato entienda sus intenciones.

Eliminar los gritos del gato creará una atmósfera llena de estrés, miedo y desconfianza, así que trata de ser siempre amigable para asegurarte de que tu mensaje llegue correctamente. Además, nunca fije a un gato en los ojos durante largos períodos de tiempo, ya que podría interpretarse como una acción agresiva.

4 – Crear una atmósfera amigable

Los gatos aman ser emparejados en lugares tranquilos y relajantes. Esto es muy importante si tienes niños pequeños en la casa; tu gato necesita saber que puedes escapar de demasiadas caricias típicas de los niños pequeños. Prepara un sofá cálido y acogedor, almohadas o incluso sencillas cajas de cartón y colócalo en un lugar tranquilo para que tu gato pueda tener la privacidad que quiera, cuando quiera.

5 – Manejar con cuidado

La mayoría de los gatos no les gusta ser agarrados del suelo con poca delicadeza. Por eso es por lo que siempre tienes que inclinarte antes de recoger a tu gato. Si un gato te ve antes de que lo tomes en tus brazos, es menos probable que te atemorice y más propenso a aceptar todos los abrazos que quieres hacerle.

6 – Los cambios deben ser graduales

Los gatos odian el cambio. Ya sea un cambio que tenga como protagonista la nutrición, o el estilo de vida, o la introducción de una nueva persona o un nuevo animal en el hogar, será percibido como una amenaza. Para ayudar a su gato a acostumbrarse a la nueva situación, asegúrese de que el cambio es gradual para minimizar el estrés.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *