Por qué mi perro no come: causas y remedios

0 Comment

Compartir

He tenido un perro desde hace muchos años, pero en pocas ocasiones me he asustado como si viera que mi perro no quería comer nada. Una de las experiencias más terribles de mi vida. El problema es que, muchas veces, es difícil entender si es apropiado o no alarmarse al respecto.

¿Es porque no es bueno? ¿Está demasiado estropeado? ¿Es demasiado loco? ¿O simplemente quieres más atención de tu maestro? En cualquier caso, nunca es saludable que un perro no coma durante mucho tiempo, porque podría causar muchos problemas con los que realmente no queremos lidiar.

Por eso hemos escrito este artículo para explicar las diversas razones por las que su perro se niega a comer, y lo que usted puede hacer para remediar este problema.

 

¿Por qué mi perro no come?

No siempre preocuparse si su perro no come. Por supuesto, en algunos casos, si un perro se niega a comer, hay un problema de salud que necesita atención médica lo antes posible para evitar consecuencias desagradables. Sin embargo, en algunos casos la situación es mucho menos grave de lo que parece.

Entonces, ¿por qué no debe comer el perro? A continuación encontrará una lista de posibles razones por las que su perro no come tan bien como debería.

Buscando atención: Muchas veces, los perros se niegan a comer durante un período de tiempo porque quieren más atención por su parte. Este comportamiento, así como la mancha de los muebles y los gemidos, pueden ser resueltos con el entrenamiento adecuado.

La comida no es buena: si estás probando una nueva receta o comida, entonces la razón podría ser esto. En este caso, no es que su perro le rechace por capricho. En pocas palabras, no le gusta el sabor ni el olor de la nueva comida y no quiere tener nada que ver con ella. Si intenta volver a las viejas comidas, lo más probable es que su perro vuelva a comer como antes.

Problemas dentales: ¿Cómo nos sentimos cuando tratamos de comer algo, pero nos lastimamos los dientes? Es una sensación terrible, y lo último que queremos hacer en el mundo es masticar. Bueno, lo mismo se aplica a los perros. A veces no comen porque tienen dolor en los dientes.

Esta es una de las razones por las que es importante mantener la salud dental de su perro bajo control en todo momento, lavándose los dientes regularmente y llevándolo al veterinario con cierta frecuencia para asegurarse de que todo va bien.

Cambios repentinos en la nutrición: Lo mismo ocurre cuando cambiamos la marca de comida para perros, sucede muy a menudo y tenemos que ser muy cuidadosos. Si este es el caso, ya sea que haya cambiado de comida o de marca, aquí está un consejo valioso: cambie gradualmente en 2 o 3 semanas, a veces hasta un mes.

Luego, a lo largo de 2 o 3 semanas, reducir gradualmente el alimento viejo e insertar el nuevo poco a poco, siempre aumentando las cantidades. Al hacerlo, le das a tu perro una manera de acostumbrarse al cambio y no le verás negarse a comer, lo que ocurriría si el cambio fuera repentino.

A menudo los dueños que cambian el alimento para sus perros a menudo ven un rechazo del perro a comerlo, y luego descubren que en realidad había algo malo con la fórmula. Ocurre muy a menudo en el mercado de los alimentos para perros, las empresas cambian la fórmula continuamente y es difícil mantenerse al día con los cambios. Depende de ti prestar atención a las distintas fórmulas antes de comprar un nuevo alimento para tu camada.

Náuseas: La náusea es otra de las razones más comunes detrás de la negativa a comer. Piénsalo un momento, ¿cómo te sientes cuando tienes náuseas y no te encuentras bien? Sentimos como si nuestro apetito hubiera desaparecido por completo. E incluso los perros se sienten así si están enfermos. Por eso, si usted sabe que su perro está herido por cualquier razón, lo mejor que puede hacer para que vuelva a comer es llevarlo al veterinario para que vuelva a la pista correcta.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *