¿Por qué no come el gato? Posibles causas de la pérdida del apetito¿Por qué no come el gato? Posibles causas de la pérdida del apetito

Compartir

Los gatos son criaturas bastante extrañas, complejas y a veces caprichosas e impredecibles. Hay veces en las que su gato hace cosas que son realmente incomprensibles para usted, como negarse a comer la comida que ha elegido con tanto cuidado.

¿Por qué no come mi gato?

Siendo criaturas carnívoras, su alimento es rico en carne y subproductos animales, pero además de estos también necesitan otros nutrientes como vegetales, proteínas, aminoácidos (especialmente la taurina), grasas saludables, vitaminas, agua e incluso suplementos.

Una dieta bien equilibrada incluye todos estos elementos. En contraste con el ser humano, los gatos, especialmente los gatos domésticos, necesitan nutrientes específicos que varían según la edad y raza, y para obtener más información necesitas consultar a tu veterinario.

Su gato puede negarse a comer su alimento de alta calidad principalmente por tres razones: si está enfermo, rodeado de un entorno desconocido y por simples caprichos. Antes de que empieces a preocuparte por cualquier patología que tu gato pueda haber sido atrapado, veamos las otras razones.

 

1. Pérdida del Apetito

Aunque curiosos y bastante intrusivos, los gatos se asustan fácilmente en un entorno desconocido. Si usted y su cabello del tabique se están moviendo, este cambio de escena creará tal sensación de extrañeza y ansiedad que él tendrá el deseo de comer.

Siendo criaturas muy habituales, siempre trata de alimentarlo a la misma hora todos los días o puede negarse a comer. También conocer gente extranjera y escuchar sonidos inusuales contribuyen a esta pérdida de apetito.

Un buen remedio es tratar de introducir a tu gatito en el nuevo entorno antes de alimentarlo y dejarlo ir en busca del nuevo territorio.

2. Caprichosos e impredecibles caprichos

Tu gato puede que no coma simplemente porque no va y está intentando llamar su atención o conseguir algo mejor. Como ya hemos dicho, los gatos son criaturas habituales, por lo que si has decidido probar una marca diferente u otro tipo de comida, puede que no les guste este cambio repentino.

Si tu gatito necesita algunos suplementos dietéticos y usted ha añadido un poco de ellos a su comida, puede que se entere por el sabor amargo que le dan a la comida, así que trate de encontrar algunos sabores para no desconfiar de su gato.

¿Sabías que el cuenco también juega un papel importante?

Sí, si está sucio o todavía húmedo, límpialo y séqualo mejor para que tu gato pueda verlo limpio y el crujiente no se moje. La profundidad del cuenco también es importante: muchos misterios con el hocico más corto, como el persa, necesitan cuencos más bajos para llegar a la comida más fácilmente, luego intente usar un plato.

Por último, es posible que también se haya molestado en comer la comida habitual en todo momento, ¡así que trate de cambiarla!

3. Enfermedades

La falta de apetito también puede deberse a una enfermedad que su gato puede haber contraído: insuficiencia renal, problemas cardíacos, tumores y pancreatitis son los más comunes.

Algunas razas son más propensas a las enfermedades, así que trate de decirle qué razas son las más comunes. Si su gato está tan sano como un pez, es posible que no pueda comer por otras razones más simples, puede que le duela un diente o tenga problemas estomacales.

Del mismo modo, si el gatito acaba de terminar un tratamiento o de hacer una vacuna o acaba de ser esterilizado, puede sentirse un poco sacudido y decidir no tocar la comida por un tiempo.

¿Cómo puedo hacer que mi gato vuelva a comer?

Mientras que nosotros los humanos podemos resistir unos días sin nutrirnos, para los gatos no es así, porque su cuerpo no produce muchas sustancias necesarias para el crecimiento, como la vitamina A y la taurina. Pero no tengas miedo, hay varias maneras de recuperar el apetito.

Post Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *