Presión arterial alta en perros: síntomas, remedios, y tratamiento

0 Comment

Compartir

La hipertensión, más simplemente llamada presión arterial alta, es un problema común que afecta a muchas personas, especialmente cuando alcanzan la mediana edad. Sin embargo, los perros también pueden sufrir de hipertensión y esto puede ser indicativo de algo malo. En este artículo veremos en detalle qué es la hipertensión para perros, cómo tratarla y cuáles son los riesgos. Siga leyendo para obtener más información.

 

¿Cuáles son los valores normales de presión arterial para perros?

Para entender si la presión es alta, es importante saber primero cuáles son los valores normales de un perro y cómo medirlos e identificarlos. En las personas, la presión arterial se mide por medio del esfigmomanómetro, un instrumento formado por una banda inflable que se aprieta alrededor del brazo.

Lo mismo se aplica a los perros, excepto que las correas se colocan alrededor de la cola o pata. Es un proceso fácil y rápido, aunque apretar la banda puede ser molesto para el perro.

A continuación se presentan algunas pautas útiles para interpretar los resultados de la medición de la presión arterial:

Normalmente, el valor de la presión arterial de un perro adulto es de 150/95. Si la presión aumenta de 150/99 a 159/95, es ligeramente alta, pero no hay que preocuparse. Si la presión alcanza entre 160/119 y 179/100 significa que es alta, y puede haber un problema que requiera intervención.

Si el valor es igual o superior a 180/120, la intervención inmediata es absolutamente necesaria. Para lograr un resultado preciso, el proceso de medición debe repetirse aproximadamente cinco veces para que el perro pueda acostumbrarse a él.

¿Qué tan común es la hipertensión arterial en perros?

La hipertensión arterial en los perros no es tan común como entre los humanos, probablemente porque los perros no viven tanto como los hombres! Sin embargo, la hipertensión se diagnostica por debajo de lo normal en muchos casos y sólo se controla en los controles de otras enfermedades.

La hipertensión en perros puede ser una cuestión genética. Un perro podría heredar la hipertensión de un padre o pariente cercano. Una vez que su perro alcance una cierta edad (aproximadamente 7 u 8 años de edad), se recomienda que lo lleve al veterinario para que le haga una prueba de presión arterial y determine sus valores normales.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

Puede ser difícil determinar si su perro tiene la presión arterial alta sin antes visitar al veterinario, pero hay algunos síntomas que podrían hacerle entender. Obviamente, cada perro tiene síntomas diferentes.

Algunos de los síntomas más comunes de la presión arterial alta son:

  • Taquicardia.
  • Migrañas frecuentes.
  • Desorientación sin razón aparente.
  • En casos de hipertensión prolongada, convulsiones o ataques.
  • Si no se trata la hipertensión, puede ocurrir ceguera.
  • El glaucoma puede ayudarle a entender si la presión es alta porque los capilares oculares se desprenden.
  • Pérdida de sangre de la nariz frecuente.
  • Niveles altos de proteína o sangre en la orina.
  • Problemas renales.
  • Respiración cardíaca u otros problemas cardíacos como la estenosis aórtica.
  • Espasmos oculares.
  • Debilidad

Por supuesto, esta no es una lista definitiva de los síntomas de la hipertensión, pero si se presentan, deben ser revisados por un experto.

¿Qué se puede hacer para contrarrestar la hipertensión?

Si su veterinario cree que la presión de su perro es demasiado alta y puede causar otros problemas, trabajará para encontrar maneras de mantenerlo bajo y bajo control. En algunos casos, la hipertensión puede ser causada por otro problema de salud, como una enfermedad cardíaca.

En estos casos, recomendamos que la patología subyacente sea monitorizada en primer lugar. Su veterinario también puede recetarle medicamentos como betabloqueantes o bloqueadores de los canales de calcio que, junto con una dieta y ejercicio saludables, ayudan a combatir los síntomas.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *