Reflujo ácido en perros: síntomas, diagnóstico y tratamiento

0 Comment

Compartir

El reflujo ácido en los perros es muy similar al de los humanos, y puede causar mucho dolor e incomodidad a tu perro si no se trata.

Las causas del reflujo ácido en los perros

El reflujo ácido es causado por un esfínter, músculo localizado en la parte baja del esófago, débil o dañado. Los ácidos estomacales empujan contra esta válvula y penetran en el esófago. El estómago está naturalmente protegido de estos ácidos, mientras que las paredes internas del esófago no lo están, por lo que los ácidos estomacales fuertes irritan esta delicada zona.

Este evento a menudo ocurre después de que tu perro ha consumido una comida rica en grasa. También puede ocurrir cuando el perro come demasiado y su estómago está muy lleno.El reflujo ácido también puede ser el resultado de la cirugía.

Un ayuno incorrecto antes de la operación y una colocación incorrecta del animal durante la cirugía puede resultar en reflujo ácido. Otra posibilidad es que tu perro tenga una hernia congénita.

 

Síntomas de reflujo ácido en tu perro

Un perro puede no advertirle cuando se sienta enfermo. El reflujo ácido en los perros produce un dolor similar al de la quemadura del estómago en los humanos. El pecho comienza a arder y se acompaña de náuseas.

Puedea notar uno de los siguientes síntomas:

  • tu perro puede ser más perezoso de lo normal después de las comidas.
  • Puede tragar con fuerza después de comer.
  • Puede perder el apetito o comer menos de lo normal, puede perder peso.
  • El perro puede dar la impresión de sentir dolor o incomodidad
  • Sufre de flatulencia, eructos o paseos nerviosos.
  • El perro puede quejarse al tragar.
  • Podría estar vomitando.
  • Si el reflujo es severo, tu perro puede tener un exceso de salivación y desbabar, o también puede tener fiebre.

Los perros más jóvenes generalmente corren más riesgo que otros, probablemente porque sus músculos aún no están completamente desarrollados.

Cómo diagnosticar el reflujo ácido

El método más efectivo para determinar la presencia de reflujo ácido en perros es a través de la esofagoscopia. En este examen se utiliza una pequeña cámara para explorar el esófago. Cuando esta cámara se inserta en la garganta del perro, puede observar las paredes internas del esófago y mostrarle al veterinario si hay irregularidades o heridas dentro del esófago.

Con este examen, el veterinario puede ver si hay cambios en los tejidos y membranas mucosas del esófago que puedan deberse a esofagitis o reflujo. Existen otras patologías con efectos similares a los del reflujo ácido en perros, como la ingestión de una toxina tumoral, cáncer en la boca o la garganta

Tratamiento

El tratamiento del reflujo de ácido canino es simple y directo. El perro permanece ayunando durante uno o dos días, después de lo cual se le da una dieta estricta hecha de pequeñas pero frecuentes comidas. Las grasas y proteínas naturales se ven restringidas en esta etapa, ya que estas sustancias incrementan la producción de ácido gástrico.

Los agentes gastrointestinales procinéticos son fármacos que se pueden utilizar para mejorar la forma en que el contenido estomacal se mueve a través del resto del sistema digestivo. Se cree que también pueden fortalecer el esfínter que se encuentra en la boca del estómago.

Tu perro debe estar bajo control para identificar la presencia de reflujo. Es importante seguir la dieta y las indicaciones dadas por su veterinario. Cualquier situación en la que se produzca un reflujo gástrico debilitará el esófago y aumentará las posibilidades de que surjan más problemas en el futuro. Siempre que piense que tu mascota se siente mal, es una buena idea llevarlo al veterinario para que lo inspeccione.

Post Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *